Buscar este blog

martes, 7 de mayo de 2013

BIM no es sólo Diseño y Construcción Virtual (VDC)

Wow! Dos post en un sólo día!!!

Bueno, la realidad es que estoy trabajando con un cliente y su red  es muy inestable y no puedo trabajar o postear de forma regular. Este comentario lo tengo listo desde hace una semana y no había podido colocarlo. En fin, ya esta aquí y vamos a compartir nuestro punto de vista.

Hace un tiempo recibí una invitación a acudir a una conferencia sobre BIM. En la Invitación se leía, palabras más, palabras menos “Uso de Diseño y Construcción Virtual (BIM)”.
Esto me puso a pensar sobre las confusiones que existen actualmente alrededor de BIM, y debo decir que son muchas. Hace poco iniciamos una Diplomado en el Instituto Tecnológico de La Construcción en el DF y, dentro de la introducción que hicimos a los participantes, comentamos sobre lo que no  es BIM.

  • BIM no es simplemente una tecnología Comercial
  • No es el uso de un software.
  • BIM no es sólo modelar en 3D,
  • BIM no es utilizar elementos paramétricos.


¿Entonces qué es BIM?

Existen muchas definiciones de BIM, casi tantas como personas involucradas en su uso, adopción o implementación en la industria. Mencionaré sólo tres muy comunes en el medio:
  • BIM es un proceso basado en un modelo 3D inteligente
  • BIM es la integración de la información relacionada con el diseño y construcción de los proyectos
  • BIM es un proceso que envuelve la generación y administración de modelos digitales que representan las características físicas y funcionales de un edificio.


Si integramos las tres, estaremos cerca de una definición práctica de BIM. La palabras clave son: Modelos digitales inteligentes 3D, Proceso e Información.

Si no integramos estos elementos no estamos hablando propiamente de BIM. Yo resalto sobre todo el proceso y, muy importante, la información. De ahí la famosa “I” de BIM.

En un Diseño Virtual estamos creando particularmente parte (e insisto, sólo parte) de las características físicas de un proyecto, fundamentalmente su geometría y apariencia visual. Podemos modelar de forma muy precisa la geometría 3D de un edificio y aplicarle materiales para crear una representación visual clara del proyecto, pero no estamos añadiendo realmente datos. Esto lo podemos hacer con  herramientas CAD 3D tradicionales, ya sea AutoCAD, Microstation, Solidworks y muchos otros programas de software que existen en el mercado. El diseño virtual lo podemos hacer incluso con programas gratuitos, como Sketchup.

El modelo es visualmente claro, geométricamente preciso, pero no cuenta con interacción lógica real entre sus elementos más allá de la relación espacial. Podemos mostrar y comunicar claramente la intención del diseño pero  desarrollar documentación a partir del modelo no es un proceso sencillo e integrar información realmente útil es muy difícil.

Si hablamos de Construcción Virtual, estamos hablando de un proceso que muestra de forma visual y cronológica la forma en que se ensambla un edificio en sitio, es decir  su secuencia constructiva e incluso la detección de interferencias.

Esta tarea se puede llevar a cabo si se usa un modelo CAD desarrollado con cualquiera de las herramientas de software que comentamos en el punto de Diseño Virtual, y una herramienta como Navisworks u otras que existen en el mercado. Podemos simular la secuencia constructiva y podemos realizar análisis de interferencias sin añadir una pizca de información a los objetos, más allá de su geometría y posición precisas.

Así pues, cuando hablamos de Diseño y Construcción Virtual se están utilizando modelos geométricos tridimensionales simples para visualizar el proyecto. De hecho la detección de interferencias se deriva de la visualización. El software utilizado para la detección de interferencias simplemente facilita y hace más rápida la tarea, pero si seleccionamos dos elementos que colisionan dentro del modelo, sólo tendremos sus descripciones geométricas y, si acaso, una descripción genérica de los elementos en cuestión.

El diseño y  construcción virtual requiere en cualquiera de sus fases de elementos sin inteligencia para poder realizarse. Una puerta, una columna, un muro, un ducto no pasan de ser una pieza geométrica que cumplen con la tarea de Modelado del Edificio, no cuentan con la información necesaria para su construcción o reglas sobre cómo se comportan realmente en la construcción, el diseño o el análisis.

El uso, adopción o implementación de BIM (las tres son cosas completamente diferentes, aunque muchos confunden adopción con implementación) nos brindan mucho más que meramente el Diseño y la Construcción Virtual. De hecho ambos son parte del proceso BIM y como tal un beneficio directo de la adopción.

De hecho, si ustedes ya tienen y utilizan Revit, ArchiCAD, Digital Project, Triforma o cualquier otra herramienta de modelado 3D que se base en objetos paramétricos inteligentes, sin integrar información adicional ni controlar sus procesos de uso de datos, no están haciendo BIM de forma real. Están haciendo simplemente un modelado paramétrico, que es también parte del proceso BIM, aunque no necesariamente indispensable. Usar estas herramientas facilita muchísimo el proceso, pero la realidad es que no son indispensables.

Para hablar de BIM debemos de pensar en integrar los procesos de trabajo de nuestra oficina, el flujo de datos, integrar la información necesaria para construir, especificar y controlar las instancias de los objetos en el proyecto. La pregunta es ¿Qué información integrar?

La respuesta es muy amplia. Todo depende de cuáles son las metas de adopción e implementación de BIM que se desee tener en la empresa. Las metas de la adopción de BIM pueden ser, entre otras: Controlar los cambios de proyecto, actualizar rápidamente los planos y documentos de construcción, integrar las especificaciones de proyecto en los modelos, obtener más rápidamente las cantidades de obra, alimentar estas cantidades de forma automatizada al software de presupuestos, integrar los procesos de análisis del edificio (estructural, de uso de energía, de sustentabilidad, de construcción, etc.), controlar los insumos de obra, integrar los datos a un sistema ERP o contar con la información necesaria para los programas de mantenimiento y operación de un edificio.

Así, desde mi punto de vista, BIM es mucho más que el diseño y la construcción virtual y nos permite enriquecer y controlar el proceso de diseño, construcción y operación del edificio, brindándonos datos que habilitan el análisis y la toma de decisiones, basadas en mejor información, durante todo el proceso.

Saludos y nos vemos la próxima.

3 comentarios: